Coordinación Parental

La Coordinación Parental  nace para defender y prevenir el interés de los niños o niñas. En general, se trata de un proceso alternativo de resolución de alta conflictividad en los procesos de separación y divorcio, donde esta figura profesional implementa un plan de parentalidad en ejecuciones de sentencia.

Este proceso alternativo de resolución de disputas está centrado en los menores y un/a profesional, con la formación necesaria y especifica, asiste a los progenitores en su plan de parentalidad, ayudándoles a resolver oportunamente sus disputas, ofreciendo psicoeducación con respecto a las necesidades de sus hijos/as y previo consentimiento de ambos y/o del Juzgado,llega a tomar decisiones en base a los términos y condiciones que se exponen en la sentencia judicial, o por el acuerdo de designación del coordinador de parentalidad.

¿En qué casos puede existir coordinador parental?

El Coordinador parental para llevar a cabo su función está autorizado para:

1 .Mantener entrevistas con los progenitores, con los menores, con la familia extensa, médicos,  psiquiatras, psicólogos, profesores, tutores… que atienden tanto a los padres y madres como a los menores.

2. Debe intentar consensuar con los progenitores las medidas de aproximación (calendario, pautas y condiciones para la normalización de la relación paterno-filial), que entienda adecuadas, informando al Juzgado de los acuerdos a los que los padres y madres hayan llegado con su apoyo o, en caso de desacuerdo, haciendo las propuestas de relaciones personales o estancias de los menores que estime convenientes y que serán comunicados al Juez para que éste adopte la oportuna decisión.

3. El acompañamiento del coordinador es de carácter temporal por lo que cesará en el plazo de tres meses, salvo que el juez de la ejecución disponga fundamentada una prórroga (el juez determinará la duración de la misma).

Coordinación

¿Cómo solicitar la coordinación parental?

Se puede solicitada la participación del Coordinador Parental por uno de los progenitores, por ambas partes, o por el propio juez.

Los gastos derivados de su actuación deberán ser pagados por los progenitores.

Ventajas de la figura de Coordinador Parental:

Ayuda a minimizar el impacto emocional de un divorcio o separación en los hijos e hijas.

Disminuir los costes emocionales y disminuye los gastos económicos asociados en el proceso judicial.

Se pone a disposición de la familia con menores un profesional altamente cualificado en intervención social, terapéutica y jurídica, altamente especializado en intervenir con las familias en beneficio de los hijos/as, y de los padres y madres.